Mi estimado lector, en esta oportunidad te traigo un tema se suma importancia para el desarrollo de tu marca, “La tipografía” ya que esta es la identidad visual, y es la que transmite el mensaje de la esencia de lo que quieres comunicar.

Una fuente tipográfica escogida sin congruencia, pueden distorsionar el mensaje que se buscas transmitir.

Para hacer una buena elección debemos conocer las características y las sensaciones que transmiten cada tipo de fuente, ya que cada una tiene una función específica y que visualmente estimulan los sentidos   y la memoria del consumidor.

  • San serif: son aquellas que no llevan ningún tipo de terminación, también conocidas como Romanas.
  • Uso: títulos y carteles.
  • Tipos: Arial, questrial, Archivo narrow, Kollektif.
  • Transmiten: modernidad, sofisticación, seguridad.
  • Serif: son aquellas que tienen remates (líneas pequeñas en las terminaciones), facilitan la lectura.
  • Uso: Textos largos.
  • Tipos: Book antigua, courrier, abril fatface, Time new roman.
  • Transmiten: tradición, seriedad, institucionalidad.
  • Script: conocidas como caligráficas simulas las letras manuscritas hechas a mano.
  • Uso: firmas y títulos.
  • Tipos: Burhari, bakeri, sacramento,  galada
  • Transmiten: Elegancia, seducción , credibilidad
  • Moderna: formada por dos o más tipos de letras, contienen partes de las fuentes Romanas, pero con un toque muy elegante.
  • Uso: aportan modernidad
  • Tipos: flat, advent pro, exo 2, gothic A1.
  • Transmiten: inteligencia, tendencia, tecnología.
  • Decorativas: son fuentes decoradas, a veces pueden ser difíciles de leer.
  • Uso: Aportan personalidad
  • Tipos: Galalin, Diplomata, archicoco
  • Transmiten: personalidad, originalidad, diversión.

Síguenos: Instagram y Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *