Érase una vez, en un lugar muy muy lejano….. y te imaginaste un castillo y su princesa.

Cuando leemos o contamos una historia, las primeras palabras deben cautivar al lector u oyente, y en esta nueva era tecnológica, esta técnica antigua del #marketing se adapta muy bien, y utilizada de manera correcta puede lograr un efecto inmediato en tu audiencia, pero como todo, la forma de contar un cuento ha cambiado, ya no son esas historias románticas y de castillos, princesas y príncipes azules, los cuenta cuentos o Storytellers de la actualidad buscamos conectar con nuestra audiencia desde la emoción tratando de generar Dopamina y Oxitoxina que son neurotransmisores que despiertan la curiosidad y empatía respectivamente.

Por lo tanto una buena historia debe caracterizarse por:

  1. Momentos inesperados, para que la atención del usuario no caiga.
  2. Tener símiles o metáforas, y si es posible exageraciones, para llevar al consumidor de nuestro contenido a varios niveles de atención.
  3. Ser fácil de recordar, si el contenido es muy complejo no se entenderá y no capturará el interés.
  4. Tener una trama interesante.

 De igual forma en su estructura debe tener:

  1. Un inicio, con algo memorable.
  2. Un desarrollo, con varios puntos de giro.
  3. Un cierre, con un final feliz o una reflexión.

Abarcando estos aspectos, y utilizando los recursos y herramientas tecnológicas disponibles, podrás lograr entregar a tu audiencia esa parte de ti que representa tu marca, no olvides que el Storytelling es emocionar y conectar.

Síguenos: Instagram y Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *