Con la popularidad y éxito del Black Friday en Estados Unidos, los comercios en internet quisieron sumarse a la ola de estas jornadas de consumo y en el año 2005, decidieron organizar un día dedicado exclusivamente a los descuentos a través de la red y así fomentar las compras online. De este modo, se fijó la fecha para el Cyber Monday al lunes posterior al llamado ‘viernes negro‘.

Aunque este fue el motivo de creación, dada la repercusión que tienen este tipo de eventos, cada vez son más los comercios físicos que se suman a esta jornada, incluso alargando las ofertas del Black Friday hasta el lunes. Esto tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes, ya que en muchas ocasiones los productos rebajados son aquellos que ‘sobran’ del viernes, por lo que a veces la variedad no es muy amplia.

Esta nueva oportunidad para disfrutar de suculentos descuentos puede ayudar a ahorrarse unos cuantos euros y dólares de cara a la Navidad, pero sin olvidar la precaución que ha de tenerse siempre que se realizan compras a través de internet, intentando adquirir productos de sitios seguros y recurrir a modalidades de pago como Pay Pal para evitar las estafas online.

Con información de: https://www.elconfidencial.com

Sigue nuestras redes sociales: TwitterInstagramFacebook Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *